$25

HOSTAL JOSE Y FATIMA

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Booking

Calendar is loading...

The full cost for payment: $ 0.00

First Name (required):

Last Name (required):

Email (required):

Country(required):

Phone:

Visitors:
Children:  

Details:

Location:

Trinidad

Propietary:

José y Fatima

Comodities:

  • Air Conditioner
  • Cold / Hot Water
  • TV
  • Refrigerator
  • Kitchen
  • Telephone
  • Terrace/Living Room
  • Parking

Services:

  • Dinner
  • Breakfast
  • Laundry
  • Excursions
  • MiniBar

Description

Esta casa  de familia  se encuentra en la zona del centro de Trinidad, sólo unos pocas cuadras del parque central. Tiene dos dormitorio agradable con una cama matrimonial, terraza, baños privados. Todas las ropas de cama estan incluida. TV, comedor, terraza y nevera.

Trinidad se alza en el declive de la colina de la Vigía, frente al mar Caribe; detrás, la cordillera de Guamuhaya o Escambray. En el alegre colorido de sus casas amarillas, verdes y azules, con sus techos rojos, late la ciudad colonial, que se desgrana al soplo del aire en los colgadizos de los viejos caserones, en las torres de las iglesias y en los muros ruinosos de los fortines españoles.
La Vigía y La Popa, defensa y refugio, velan la ciudad que duerme a sus pies, ciudad de callejuelas empedradas, de iglesias y campanarios. En la Vigía aún se yerguen las paredes de mampostería de un fortín español del siglo XIX, encargado de otear el horizonte marino; en la cima del cerro de La Popa la deteriorada presencia de la Ermita de Nuestra Señora de la Candelaria, es manifestación visible del fervor religioso del XVIII. En efecto, sus símbolos visuales más acusados son los templos, que se encuentran entre los monumentos arquitectónicos más antiguos: La Parroquial Mayor Santísima Trinidad, las Ermitas de la Candelaria y Santa Ana, la Iglesia San Francisco de Paula y la torre del otrora Convento de San Francisco de Asís.
La villa de la Santísima Trinidad fue fundada por el conquistador español Diego Velázquez en 1514. Como si el tres tuviera una dimensión de mágicas resonancias para ella, en su alusivo nombre a la trinidad católica con que la bautizara la religiosidad hispánica, y en su condición de tercera villa fundada en Cuba, vecina además de la villa de Sancti Spíritus, transita por la historia del país en tres momentos culturales, que se redimensionan a su vez para darnos una imagen de ella, tal vez con el regusto de cosa sabida pero no por ello menos cierta: lento arraigo a la tierra, auge y desarrollo de ciudad plantacionista y ciudad testimonio detenida en el tiempo.

Map




Comments


Leave a Reply